el taller

La historia del taller empieza en 1961 cuando Manuel Tena Garriga, después de estudiar en la Escola Massana y de formarse en los oficios de joyero y platero en los talleres Serrahima de la calle Petritxol de Barcelona, decide establecerse por cuenta propia y abrir un taller en Hospitalet de Llobregat, su ciudad natal.

 

Desde sus inicios el taller se caracteriza por la utilización de las técnicas clásicas de los oficios de joyería y platería, técnicas que se han transmitido a las numerosas personas que han aprendido el oficio con nosotros y que hacen que hoy día el taller sea un insigne espejo de la más rigurosa tradición artesanal en el arte de la orfebreria.

 Actualmente el taller tiene un equipo de profesionales preparados para continuar creando objetos de esmerado diseño y acabados impecables.

 

Switch to mobile version